TuWeb
COLOMBIA
Fotos
Historia
Geografía
Atractivos Turisticos

Departamentos
Gastronomia
 
Historia
Período prehispánico

De acuerdo con los vestigios arqueológicos, el poblamiento del actual territorio colombiano se inició hace 10.000 o 20.000 años. Las rutas de poblamiento fueron variadas tal cual lo atestiguan las diferentes familias lingüisticas y el diverso desarrollo cultural (Paleoindio, arcaico, formativo, etc.). A la llegada de los españoles en el siglo XVI, tres grandes familias lingüisticas ocupaban la mayor parte del territorio: los arawaks, los caribes y los chibchas, en distintos estados del formativo. Dos grupos chibchas: los taironas y los muiscas, se destacan en el formativo superior.

Período hispánico

Cristóbal Colón, descubridor de AméricaTras las primeras exploraciones de Alonso de Ojeda en 1499, el territorio empezó a ser ocupado, inicialmente en la zona del Darién con poco éxito, y finalmente en Santa Marta (f. 1525) y Cartagena de Indias (f. 1533). Desde estas fundaciones, así como desde el Perú y Venezuela se inició la conquista del interior, con la fundación de ciudades como Popayán (f. 1536) y Santa Fe (f. 1538). Las instituciones coloniales se instalan en 1550, cuando se erige la Real Audiencia del Nuevo Reino de Granada, originalmente dependiente del Virreinato del Perú. Con la llegada de los Borbones al trono de España, la Nueva Granada se erige como virreinato en el siglo XVIII, incluyendo a Venezuela y a Quito.

Independencia y Siglo XIX

General Francisco de Paula Santander
Templo Histórico de Cúcuta: En esta iglesia republicana se reunieron Bolívar, Santander y otros próceres para redactar la Constitución de Cúcuta, que dio vida a la Gran ColombiaTras la crisis institucional en España (1808) se inician los movimientos independentistas en las colonias españolas en América En la Nueva Granada, a partir de 1810 se empiezan a formar juntas pro-fernandistas, las cuales esconden juntas autonomistas e independentistas. Tras la independencia de Cartagena el 11 de noviembre de 1810, se forman dos gobiernos independientes que terminan en una guerra civil (véase Patria Boba). El triunfo de los centralistas en 1813 no fue suficiente para aliviar las tensiones internas y cuando Fernando VII envió una expedición de reconquista en 1815, ésta fue recibida como libertadores por varios segmentos de la población. El virreinato reinstaurado castigó duramente a los criollos que participaron en los levantamientos (patriotas) consolidándose un régimen del terror al mando del virrey Juan de Sámano. Varios grupos patriotas sobrevivieron, bien como guerrillas, bien formando grandes ejércitos en zonas como los Llanos. En 1819, un ejército proveniente de los Llanos y comandado por Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, derrota al ejército realista que protegía a Santa Fe. Posteriormente en se reúne en Cúcuta el Congreso de Cúcuta, para redactar y aprobar la Constitución de Cúcuta, cuyo principal objetivo era crear la República de Colombia (hoy conocida como la Gran Colombia). La resistencia realista es derrotada finalmente en 1822 en el actual territorio de Colombia y en 1823 en el entonces territorio del Virreinato.

La frágil unión entre Venezuela y la Nueva Granada se rompe finalmente en 1829 y se consolida en 1830 cuando se separa también Ecuador. La Nueva Granada retoma su antiguo nombre en 1832 y hasta 1857, bajo el nombre de República de la Nueva Granada. Varias guerras civiles marcan la historia de la actual Colombia entre 1840 y 1902, algunas de ellas propiciaron cambios constitucionales, de régimen y de nombre. Surgen así la Confederación Granadina en 1857; los Estados Unidos de Colombia en 1862, y, finalmente, la República de Colombia, en 1886, tras un proceso conocido como la Regeneración.

Siglos XX y XXI

El siglo XX comienza en Colombia en medio de la más sangrienta de las guerras civiles: La Guerra de los Mil Días. Esto, junto con la separación de Panamá, conducen al gobierno caudillista de Rafael Reyes quien, tras un inicio de gobierno exitoso, se ve obligado a huir del cargo en 1909.


Tras una reforma constitucional en 1910 que prohibió a las fuerzas armadas participar en política, Colombia ha sido uno de los países institucionalmente más estables en América del Sur. La política partidista y electoral se ha mantenido estable, con apenas una breve interrupción (1953-57) propiciada por la misma clase política. Esta estabilidad política no ha sido, sin embargo, del todo pacífica. Entre 1910 y 1930, la presidencia estuvo en manos del partido conservador quien culpaba aún a los liberales de la guerra de los mil días. Entre 1930 y 1946 el partido liberal tomó el poder gobernando desde una perspectiva revanchista. Tras divisiones internas liberales, los conservadores retoman el poder presidencial con Mariano Ospina Pérez (más no las mayorías en el congreso), creciendo el grado de la violencia política, sobre todo a partir del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948 y de la abstención del partido liberal de participar en las elecciones presidenciales de 1950, en las cuales se elige a Laureano Gómez quien propicia la violencia bipartidista en Colombia. A partir del asesinato de Gaitan, se da inicio al periodo que se conoce como La Violencia, en el que las regiones tradicionalmente fieles a uno u otro partido comienzan grandes purgas locales contra miembros de otros partidos politicos.

Particularmente importantes son los movimientos de autodefensas campesinas del Tolima y de los llanos orientales quienes organizaron células guerrilleras móviles y efectivas. Las guerrillas del llano, al mando de Guadalupe Salcedo y otros comandantes locales promulgaron en Vega Perdida la primera Constitución de Vega Perdida. Dicha iniciativa de independencia se perdió debido a que el Partido Comunista pretendió aprovechar la labor ya realizada por los guerrilleros e imprimir su influencia al movimiento. Los líderes guerrilleros, que eran predominantemente liberales, prefirieron desistir de la Constitución llanera.

Con la intención de pacificar al país, la clase política propicia un golpe de estado y le entrega el poder al general Gustavo Rojas Pinilla en 1953. Muchas de las guerrillas, atraídas por las propuestas de paz del Gobierno entregaron sus armas sólo para que sus principales líderes fueren asesinados meses después.

Un acuerdo entre los partidos liberal y conservador, pone fin a la dictadura de Rojas Pinilla, y tras una Junta Militar provisional se crea el Frente Nacional como un regreso a la democracia electoral repartiendo la presidencia entre estos dos partidos mayoritarios. Si bien este Frente Nacional pone fin a la violencia bipartidista, cierra las puertas a otras opciones, algunas de las cuales toman el camino de la lucha armada.

Favorecidos por un ambiente contrainsurgente, los antiguos guerrilleros de los años 50 encuentran un medio represivo que sirve como hervidero para ideas de izquierda. Apoyados por el Partido Comunista y por intelectuales y sacerdotes españoles, se crean el ELN y las FARC entre otros grupos. La repartición del poder entre liberales y conservadores continúa aún después de terminado el Frente en 1974.

En medio del creciente poder de las mafias de narcotraficantes y tras el fracaso de algunas reformas constitucionales que buscaban abrir la participación política, se convoca en 1990 a una Asamblea Nacional Constituyente que elabora una nueva constitución en 1991.

En los años 1980 empezaron a formarse grupos paramilitares antiinsurgentes, como reacción a las guerrillas comunistas, pero principalmente financiados y organizados por grupos de narcotráficantes para que prestaran seguridad a los cultivos de coca. Estos grupos se consolidaron en los años 1990 y con la desaparición de los grandes cárteles de las drogas (Medellín y Cali), tanto los grupos paramilitares como la guerrilla tomaron gran parte del control del cultivo, procesamiento y distribución de cocaína y heroína. Tras un último intento de negociación entre las FARC y el gobierno entre 1998 y 2002, llega al poder Álvaro Uribe Velez (2002–2006, reelecto hasta 2010), quien, acusado de vínculos con los paramilitares, prometió una política de mano dura contra las FARC. Uribe Velez, liberal disidente, fue el primer presidente electo por un partido diferente al liberal o conservador en más de 150 años. Reelegido por amplia mayoría en 2006, en medio de un proceso de desmovilización de grupos paramilitares, el segundo contendiente fue Carlos Gaviria, del Polo Democrático Alternativo, un partido de izquierda.



Foto


Foto